Wilson Sánchez

¿Qué te inspira a hacer una diferencia positiva en el mundo? 

Su gente, juventud, historia, sus realidades. Pienso que desde el momento que nuestra madre nos da a luz y empezamos una nueva vida tenemos un propósito y antes de partir debo de cumplirlo. Podemos dejar una huella positiva en esta tierra, sembrar una semilla que nacerá, crecerá, florecerá y tendrá frutos. La vida es un actuar constante, una lucha de nunca acabar,  pero depende de cada uno de nosotros qué hacemos. Podemos lograr muchos cambios con pasión, amor y energía.

¿Qué combinación de pasión y  talento  ofreces, para aportar, como Embajador Local SERES?

Tiempo, energía y pasión. Hacer del conocimiento algo colectivo, creando juntos lo que queremos ver en el presente de nuestras comunidades y preparando las condiciones para nuestro futuro. Siendo nosotros mismos el cambio que queremos ver en nuestras comunidades, pueblos, países y mundo. El éxito sólo ocurrirá si nuestros sueños son más grandes que nuestras excusas y las decisiones y acciones que tomemos ahora van a marcar la diferencia que perdurará como un bienestar estable para las futuras generaciones.

¿Qué te inspira a invertir  tiempo y energía como Embajador Local SERES?

La confianza de la gente en sus jóvenes. Me inspiran los sueños de muchos, sus ideas sobre lo que ellos creen y hacen, seguros de que quieren un cambio en sus comunidades. La lucha constante que tienen para lograr sus sueños y no darse por vencidos. Podemos transformar los miedos en nuestra mayor fuerza y creer en nosotros mismos, que tenemos el poder de hacer. Tenemos metas y desafíos y si creemos en nosotros mismos pasarán a ser experiencias vividas y realidades plasmadas en nuestra historia, en nuestras vidas y en la vida de muchos.

Si pudieras cambiar algo de nuestra realidad actual, ¿qué cambiarías? ¿Por qué? 

Cambiaría el sistema, empezando por la forma de pensar de cada uno porque de nuestros pensamientos depende nuestro actuar. Lo que hagamos puede dejar huella en mí y en otros, ya sea para bien o para mal. Cambiar el sistema porque el que tenemos actualmente ve a cada ser vivo sólo como más riqueza para él. La gente con poder económico ve al medio ambiente y a la gente como un medio para enriquecerse más. Cambiando el sistema, cambiaría su gente, y cambiarían muchas cosas.