Encuentro Internacional de Jóvenes Líderes en Educación para el Desarrollo Sostenible

Jóvenes líderes, embajadores de SERES participan en programa de acción mundial para la EDS en Brasil por la UNESCO

por Glenda Xulú y Susana Ruiz

Del 26 al 28 de septiembre, 10 jóvenes líderes embajadoras y embajadores de la red “Somos SERES” de Guatemala y El Salvador, participaron en el “taller para jóvenes líderes sobre  Educación para el Desarrollo Sostenible en  Latinoamérica y el caribe”, un programa de acción mundial sobre la educación para el desarrollo sostenible (EDS) organizado por la oficina regional de Educación para América Latina y el Caribe OREALC/UNESCO Santiago, en conjunto con la oficina de la UNESCO Brasilia y la sede de la UNESCO en París.  

El programa se llevó a cabo en Brasilia, Brasil, con una modalidad orientada a la acción usando metodologías participativas y fue  facilitado por la coordinadora de la Carta de la Tierra Christine Lacayo y Kerstin Frosberg de Planeta Océano. Este proceso de interconexión por medio del aprendizaje experiencial fue enfocado para generar en las áreas de la educación acciones amplias en todos los niveles, basándose en los 17 objetivos de desarrollo sostenible para construir una comunidad de aprendizaje basado en proyectos.

Este taller fue diseñado para jóvenes líderes que están trabajando en acciones para el desarrollo sostenible. Según los participantes fue una experiencia valiosa. “Sentirme parte de un movimiento a nivel de la UNESCO me hizo confirmar que estoy haciendo cosas valiosas, soy afortunado de pertenecer a este movimiento de acción global,” así lo describió Antonio Sánchez, embajador y co-fundador de SERES.

En el encuentro surgió un intercambio de conocimientos y experiencias que dieron oportunidad para construir una red de agentes de cambio activa en Latinoamérica y el caribe.

El Proceso

Estar en un lugar donde 38 jóvenes representantes de diferentes países, que trajeron  consigo tanta energía, diversidad de pensamientos, conocimientos, experiencias, cultura e idioma, hizo que el taller fuera muy enriquecedor, que crearon una conexión y amistad fuerte, donde cada uno compartió su pasión y pensamiento en hacer diferentes cambios en su contexto. Fue un espacio donde todos los participantes co-crearon y comprendieron que a pesar de la distancia uno con otro los une una misma visión, que es: construir una comunidad, país y mundo más justo, resiliente y sostenible para toda la comunidad de la vida y las futuras generaciones.

Como dijo Bastián Acevedo Bustos, un participante de Chile quien es representante de Iniciativa de Desarrollo e Investigación Sustentable (IDIS) y el Sustainable Energy Initiative(SEI), “Hagamos de esta red de Jóvenes la mejor de todas y demostremos al mundo que juntos podemos lograr cosas increíbles.”

Su compatriota Esteban Vera, un joven líder Mapuche de Chile, delegado por la comunidad Mapuche Leufu Pilmaiquen Maihue, y actualmente encargado de la Oficina de Asuntos Mapuche de la Municipalidad de la Comuna de Río Bueno, comentó: “El mundo está despertando y está siendo protegido por sus jóvenes, este es el mensaje que llevo a mi territorio… No estamos solos!!” 

Somos agentes y líderes de cambio 

El taller tuvo una duración de dos días, más un día de caminata en Chapada Imperial.

El primer día brindaron distintas actividades. La actividad que tuvo un primer impacto fue la primera sesión, donde cada uno se presenta y ofrece un objeto, compartiendo el valor histórico que ha tenido en su vida. Seguidamente los jóvenes líderes analizaron sobre la sostenibilidad, la educación actual vs educación para el desarrollo sostenible, y el desafío en poner la sostenibilidad en el corazón de la educación. Luego participaron en “esquinas,” un a actividad donde cada joven elige una esquina, dialoga con el resto, y responden con argumentos a la pregunta planteada por la facilitadora, esta actividad hizo a que cada uno se replantee cada respuesta o decisión, y pensar analíticamente cada escenario. El resto de temas y actividades del día fueron: pensamiento sistémico, transformación de conflictos y tipos de liderazgos, y actividades que fortalecieron los conocimientos, el pensamiento crítico y trabajo en equipo.

El segundo día, habían otras actividades para trabajar en grupos. Cada grupo se juntó de acuerdo al área de trabajo que cada uno hace en su país, analizando y discutiendo la raíz, el  problema,  y las consecuencias de los impactos sociales, ambientales, políticos y económicos que enfrenta cada región. El tema principal fue la sostenibilidad y Educación para el Desarrollo Sostenible,  y esto fue una sesión bastante esencial para pasar a los siguientes pasos. Luego se compartió las herramientas de gestión de proyectos y cómo estructurar un plan de acción grupal y personal para ser jóvenes líderes activos y replicar los talleres de EDS en sus comunidades. Las siguientes actividades del día fue; hablar sobre la comunicación y facilitación de los talleres, “Café Mundial” que ayudó a todas y todos a proponer y establecer una red de jóvenes líderes de Educación para el Desarrollo Sostenible en Latinoamérica con el objetivo de estar activos y en contacto, para seguir compartiendo experiencias, oportunidades, recursos y herramientas que puedan fortalecer el trabajo de cada uno. Y como última actividad había un diálogo sobre los aprendizajes de los 2 días con un baile muy ameno.

El tercer día tuvieron una excursión en una de las reservas naturales de Brasilia. Los participantes conocieron un poco sobre la historia y luego en la caminata, observaron, escucharon y  contemplaron los ríos, las cascadas, y toda la biodiversidad de la zona.

Experiencia, intercambio, y aprendizaje como líderes educadores

Las y los facilitadores y embajadores de SERES que participaron en el taller, ofrecieron su reflexiones y comentarios sobre la experiencia. Lean más abajo:

Glenda Xulú, facilitadora GT:

“Es muy inspirador compartir con jóvenes de diferentes países, sentir su energía, escuchar sus conocimientos y experiencias, y conectarnos por nuestra pasión y visión, me hizo sentir y pensar que no soy la única, que no sólo los jóvenes de Guatemala y El Salvador queremos ver cambios positivos y hacer acciones en nuestras comunidades, sino que hay otras más, que aunque no los o las vemos físicamente pero sí existen, existen cuando cada uno hace acciones al nivel personal, familiar, comunitario, municipal o sistémico. En esos momento de aprendizaje y diálogo recordé lo que valoro y comento a los y las jóvenes con quienes tengo la oportunidad de estar, que gracias a esas acciones estamos contribuyendo a construir una comunidad, país y mundo más justo. Cada día esas acciones se hacen más fuertes, cada día nos hacemos más fuerte para seguir luchando y trabajando. Estando ahí me hizo sentir que ya soy parte de una red mucho más grande y global, comprendo aún más que hay tanto trabajo que hacer, me siento más comprometida y dispuesta a seguir trabajando porque es necesario. “Si queremos ver cambios positivos, debemos ser nosotros el ejemplo y seguir preparando a más líderes, porque ellos y ellas son los que tomarán y seguirán el trabajo cuando ya no estemos en esta primera vida”

Johanna López, embajadora GT:

“El taller para jóvenes líderes sobre EDS en Latinoamérica y el Caribe  fue una experiencia muy enriquecedora, ya que aprendí más sobre qué es EDS  y los ODS, también otras técnicas y herramientas que puedo utilizar en mis actividades diarias o al momento de realizar charlas o talleres en mi comunidad. Me siento muy feliz y motivada el haber compartido con otros jóvenes y conocer las grandes acciones que están realizando en sus comunidades según las necesidades que se presentan en ella y el entorno en que se encuentran. Me encantó la forma de convivencia y saber que no estamos solos, que hay más jóvenes que están liderando para tener un mundo más justo. Como embajadora de SERES es muy significativo el poder estar en un espacio como esta y formarme académicamente para ser una mejor persona cada día y estoy convencida que ser parte de una red es muy interesante y es la plataforma donde podemos lanzar nuestra voz y poder opinar y actuar para el cambio.”

Esteban Sacalxot, facilitador GT:

“No cabe duda que la juventud somos la fuerza del presente y el cimiento del futuro, y que ahora es el tiempo de aportar en los procesos de transformación, desde lo personal y comunitario, incidiendo y  participando en política para el acceso a los espacios de toma de decisión y fortalecer el cambio sistémico de nuestros municipios, departamentos y país, recordando que el cambio empieza cuando decidimos que las cosas deben ser diferentes.

Si los jóvenes no asumimos la dirección del proceso de construcción de nuestras comunidades y futuro más justos, ¿quién lo hará por nosotros?”

Marta Arévalo, embajadora ES:

“Compartir cada una de nuestras experiencias en nuestras áreas de trabajo me enseño que aun existimos líderes visionarios amantes de nuestra madre naturaleza. Este espacio formativo de la UNESCO  encendió una llama en mi interior, que día con día sigue creciendo; me movió completamente de  mi zona de confort. Como jóvenes líderes nunca debemos de parar o conformarnos, hasta que todo lo que creamos que es bueno lo transformamos en algo excelente.”

Mary Rivas, embajadora, ES

“Como mujer joven  ser parte de una red de jóvenes líderes y lideresas de Latinoamérica y el caribe apoyado por la UNESCO,  es una de las experiencias que me dice que mi trabajo está llegando a otro nivel de liderazgo, de visionar mi capacidad más allá de lo visible  y que todo lo que  se sueña y me proponga es alcanzable mientras lo trabaje y me deje acompañar de personas con la misma visión de crecer para hacer crecer.”

César Recinos, embajador ES

“La experiencia como parte de la red de embajadores en este nivel con UNESCO me hizo reflexionar sobre lo que estoy haciendo, siento que tengo claro el trabajo que quiero hacer por la juventud, me sentí comprometido para llevar a más personas de la red hasta ese nivel de acción y conexión.

Quiero aprovechar esa red para fortalecerme e invitar a más personas a ponerse retos y creer que sí podemos empujarnos a hacer cambios un poco más específicos y a salir de nuestra zona de estar bien porque hizo un nuevo clic en mi, y mi invitación es llevar una semilla de esto a la educación formal como parte de la innovación en la educación.” 

Fátyma Landaverde, embajadora ES

“Mi experiencia en las jornadas me han dejado más sabiduría y han fortalecido las herramientas que utilizo para la facilitación, me han hecho eco para escuchar mejor al entorno (personas, animales, y plantass). Esta experiencia ha sido increíble ver como desde diferentes países se hacen esfuerzos para trabajar en la educación integral en el tema ambiental. Además me siento orgullosa de ir a un espacio donde se reconoce la red que tenemos como SERES como un ejemplo a seguir, me siento muy orgullosa de ser parte de esta gran familia que me ayudado a crecer y me ha dado fuerza y sabiduría para poder liderar y fortalecer las capacidades de otras personas de las comunidades. Me siento feliz de estar junto a ustedes haciendo cambios en diferentes niveles.”

Susana Ruiz, facilitadora ES

“Soy muy afortunada de ser parte de esta red de líderes por la EDS, pero también considero que ahora tengo una gran responsabilidad, “para todos y para siempre” un término de sostenibilidad que es retadora, los ODS, son una meta para cumplir en el 2030, pero el calendario, y el reloj no se detienen, son un reto y nos ponen en un momento crítico de la historia,  es el momento de sacar las fuerzas del búfalo para levantar nuestras manos en señal de lucha.

Mi pasión por  transformar ideas en acciones, responden a una meta con 17 objetivos para trabajar por un mundo sostenible, pero debemos como humanidad  darnos cuenta que es responsabilidad de todas y todos garantizar una vida sostenible para nuestros hijos e hijas,  es un reto porque ya estamos sufriendo esas consecuencias que ahora recuerdo a mi papá diciendo “vienen cosas peores si no cambiamos nuestras conductas” ahora no importa si tenemos dinero o no, no importa que religión, raza, o dónde vivimos, todos y todas tenemos la responsabilidad de actuar, recordemos que solo tenemos un planeta tierra que nos dá la vida.

Los ODS, son una esperanza para el futuro y yo voy a hacer lo que está en mis manos por una transformación de pensamientos, de acciones y de vida, empezaré con los que me rodean, mis fuerzas junto a las de la juventud que ya estamos con los ojos abiertos vamos a  luchar y con amor por nuestra “casa común.”

Publica un comentario